Solo el 41% del petróleo que se produce y se exporta le genera ingresos a Venezuela

Compartir
 

La producción petrolera venezolana no vio luz en un 2022 atípico de altos precios del barril

Caracas. La invasión a Ucrania disparó los precios del petróleo como consecuencia de las sanciones internacionales aplicadas a Rusia, aunque lo que se preveía como una oportunidad para Venezuela de figurar nuevamente en el mercado petrolero, resultó siendo un revés.

La producción petrolera venezolana cerró el año 2022 con un promedio de 686 mil barriles diarios (bpd), según reportes dados por fuentes secundarias a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep). Si bien la nación produjo 25% más que en 2021, quedó —nuevamente— lejos de la meta fijada por el Gobierno de dos millones de barriles, publicó Crónica Uno.

Las causas del declive se mantienen y se profundizan, pero 2022 terminó con el añadido de cambios geopolíticos y económicos marcados por la guerra y los remanentes de la pandemia de COVID-19, que amenaza con hundir en recesión a las principales economías mundiales.

El tiro por la culata por el capricho de Putin

El conflicto en Ucrania aumentó su proporción tras la decisión de varios países de sancionar a la economía rusa. Para marzo, expertos preveían posibles efectos en Venezuela.

La guerra en Ucrania, aunque llevó el precio de petróleo a máximos de los últimos años, no tuvo un efecto positivo (…) con las sanciones al sistema financiero ruso, se limitó el acceso de Venezuela al pago de las exportaciones petroleras de sus barriles sancionados, asegura la economista y experta petrolera, pilar navarro.

Navarro explica que, ante la imposibilidad de utilizar otros sistemas financieros, Pdvsa utilizaba el sistema ruso para triangular el cobro de sus ventas. Eso hizo que volviera a demorarse en los pagos a compañías con las que opera y se retrasara o detuviera la producción.

A ello la economista atribuye parte de las causas por las que Pdvsa no mantuvo la producción por encima de 700 mil bpd. Esta cifra se alcanzó entre marzo y mayo, pero luego decreció.

Los problemas propios también estancan la producción

A juicio del economista y profesor universitario, Rafael Quiroz, los problemas de inversión y de estructura en la industria petrolera venezolana siguen limitando la producción. El experto dice que este es un problema que no se puede solucionar sin inversiones serias, cuantiosas y precisas donde haya que hacerlas.

Pilar Navarro añade que desde la industria comentan que hay dos factores que limitan el despegue de la producción: Una es la recuperación de los pozos petroleros y la otra es el almacenamiento de fluidos en superficie.

La experta enfatiza que la industria acumula problemas de desinversión, generación eléctrica, capital humano, entre otros. Pdvsa también tuvo problemas con la calidad del diluyente iraní que hizo que algunas exportaciones fueran devueltas y generaron problemas de almacenamiento en las terminales venezolanas.

El Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES-UCAB) proyecta que para 2023, en el mejor de los escenarios, Venezuela alcanzará un promedio de producción de 820 mil bpd. Aunque solo con una inversión cercana a 7650 millones de dólares.

Desde luego, Pdvsa no cuenta con esos recursos, ni con la capacidad interna gerencial y técnica para llevar a cabo estos programas y proyectos, los cuales deben ser necesariamente aportados por inversionistas privados, proyectaba la institución en octubre.

Altos precios al traste

La reactivación de la demanda de crudo y los efectos del conflicto en Ucrania elevaron los precios mundiales del petróleo. Y el merey, precio de referencia del crudo venezolano, no se quedó atrás.

Pero las medidas tomadas por Estados Unidos (EE.UU.) y otros países para controlar la inflación, junto con la caída de la demanda petrolera china (debido a cuarentenas y restricciones anticovid) mantuvieron los precios a raya, dice Navarro.

Rafael Quiroz señala que Venezuela aún da descuentos importantes a sus clientes para compensar los riesgos que corren al comprar petróleo sometido a sanciones. Estos descuentos pueden rondar entre $30 y $45 por cada barril.

¿Cuánto exportó Venezuela?

A inicios de enero, la agencia Reuters reseñó que las exportaciones de Pdvsa y sus empresas mixtas disminuyeron el año pasado alrededor de 616.540 barriles diarios por el estancamiento de la producción y la creciente competencia de las exportaciones rusas en el mercado negro chino.

De acuerdo con cálculos aproximados de la economista Pilar Navarro, si se toma esa cifra y el promedio del merey como referencia, Venezuela debió generar en 2022 cerca de $17 mil millones en exportaciones petroleras. Aunque se sabe que solo entraron cerca de $7 mil millones.

Solo 41% de lo que se produce y se exporta genera ingresos. Lo demás se pierde entre swaps (intercambios) de deuda, descuentos y costos de envío, calcula navarro.

La analista de Medley Global Advisors dice que estiman un aumento de 120.000 bpd más en la producción venezolana con la licencia dada a Chevron, pero solo un tercio de lo que exporte Chevron generará ingresos en efectivo.

Crónica Uno y El carabobeño – Alberto Torres Márquez