El chavismo no ha podido recuperar la producción de Pdvsa

Compartir

Los esfuerzos de PDVSA para recuperar la producción de petróleo en Venezuela, no han sido suficientes, llegando apenas a 700.000 barriles diarios, obteniendo buenos dividendos ante el incremento de los precios del petróleo, pero el estado ha podido obtener mayores ingresos con más producción.

El pronunciamiento lo hizo el presidente de la Comisión de Energía y Petróleo, de la Asamblea Nacional legítima, el diputado por el Estado Zulia, Elías Matta, durante la sesión ordinaria de la instancia parlamentaria, donde presentaron, como invitado especial, al director del Programa de Energía para América Latina de Baker Institute, Francisco Monaldi, quien habló sobre las perspectivas sobre el mercado petróleo.

«Todos sabemos que no se ha podido superar la producción de petróleo más allá de los 700.000 barriles diarios, más bien en el mes de julio todo indica que ha habido una caída de la producción supuestamente por las fallas del sistema eléctrico nacional y en la producción de gas, pese a que no se ha publicado las cifras oficiales sobre el comportamiento de la operación petrolera del país», explicó el diputado Elías Matta.

ENI y Repsol solo producen para amortizar deuda

El invitado especial, Francisco Monaldi en su exposición, reconoció que ha habido una recuperación importante con respecto al año 2020 de 350.000 barriles, actualmente se están produciendo 700.000, más los que corresponde a 50.000 y 100.000 barriles diarios de Irán, es decir unos 800 mil barriles, pero Venezuela consume en el mercado interno alrededor de 200.000 a 250.000 barriles y le queda una capacidad exportable al país de unos 500.000 a 650.000 barriles.

«Para el mes de julio Venezuela exportó dos tercios de las exportaciones de Venezuela que fueron a China, alrededor de 30.000 barriles a España, más de 20.000 a Cuba, en el mes de junio la cifras eran casi el doble a China, es decir 450.000 barriles, 83.000 a España e Italia».

Explicó que los cargamentos de petróleo de ENI y Repsol son para amortizar deuda que tiene muy grande PDVSA con esas dos empresas, el gobierno no les paga los que les adeuda, en dólares, por la compra de gas del proyecto de Paraguaná.

«Eso es importante entenderlo porque a diferencia de Chevrón, ENI y Repsol producen muy poco petróleo en Venezuela, estas empresas lo que están básicamente es tomando crudo y pagándose una deuda que tiene que ver con el proyecto de gas», explicó Monaldi.

Dijo que al estado venezolano no le entra ni un dólar, es solo amortización de deuda, por eso es que no son muchos los barriles, 80.000 en junio y 30.000 en julio. «Es evidente que Maduro si no recibe nada de caja por esas exportaciones, lo va a hacer de manera muy parcial, hasta cuando tenga una alternativa mejor», explicó el experto.

 

La presencia de Chevrón

Destacó que una gran expectativa es el acuerdo entre PDVSA y Chevrón, que prácticamente es un hecho, lo que se espera es que la OFAC le dé el visto bueno, pero precisó Monaldi que no se sabe de qué depende, si es de algunos aspectos técnicos o del tema político, como que haya un resultado en las negociaciones en México o de otra índole entre el gobierno y la oposición.

«El gobierno de Estados Unidos quiere que haya algún tipo de concesión o de avance para que tenga cobertura política para avanzar en este acuerdo. Cuáles son los detalles no lo sé, pero yo me imagino que básicamente el control del flujo de caja, algunas cosas positivas para Chevrón en términos de la operación».

Añadió que se puede esperar que se produzcan exportaciones de crudo hacia Estados Unidos, primero a las refinerías de Chevrón, a lo largo de un año se podría duplicar su producción en Venezuela en más de 200.000 barriles diarios.

«La pregunta sería qué pasaría con las otras empresas, si esta es una de otras autorizaciones, si ENI y Repsol deciden invertir en Venezuela, si cambian la ley de Hidrocarburos y si las empresas se sienten confortables con eso».

Sostuvo que no hay duda que perforar un pozo en Venezuela es super rentable, pero obviamente las incertidumbres legales, el tema de sanciones, lidiar con el desastre que hay en PDVSA y con el actual estado venezolano, obviamente son riesgos muy importantes.

«Habría que ver si se produce el incremento de producción de petróleo que se espera, creo que hoy en día el consenso es mucho más limitado del que se llegó hablar y eso es lo que yo creo, que lo que vamos a ver en los próximos dos años es, si acaso, un millón de barriles diarios», precisó Monaldi.

Juan Bautista Salas – El Impulso