Construyamos un mejor estado Sucre – Por Cristian Silva Potellá

Compartir

Desde cuando, hace más de cinco siglos ,Cristóbal Colón se acercó a la ventana luminosa del Atlántico, descubriendo «La Tierra de Gracia», todo permanece igual hasta ahora.

El poblado en honor a su nombre, llamado «Macuro» o «Puerto Cristóbal Colón», fué objeto de burla por un presidente fallecido quien realizó gran movilización en cadena nacional de medios de comunicación -y que- para inaugurarle su carretera, conviertiéndose esta ignominia en otra monstruosa mentira contemporánea.

Para llegar a Macuro «o te vas en burro, caminando atravesando montañas, en botes peñeros o helicóptero, como el finado presidente embrujador y embaucador». Se perdieron millones de dólares en la supuesta construcción de su carretera.

En esta misma área geográfica de la península y golfo de Paria nos encontramos con el Puerto Pesquero Internacional de Güiria, que PDVSA, en nombre de un ambicioso proyecto criogénico y de petróleo, lo expropió y destruyó. ¡Ahora no es pesquero ni petrolero y sus embarcaciones están siendo desmanteladas y cortadas para venderlas como chatarra!

Acercándonos un poco al centro oeste de esta entidad federal sucrense, a través de la carretera troncal 09, ahora convertida en trocha por falta de mantenimiento, nos encontramos la ciudad de Carúpano.

!Los carupaneros se han convertido en malabaristas para poder subsistir. Gracias a su buen humor, iniciativa y tradición laboral siguen erguidos… firmes ante las adversidades esperando el mejor momento para el despegue económico.

Y ahora, ya en Cumaná, la ciudad cuna del Gran Mariscal de Ayacucho y el Poeta Andrés Eloy Blanco, nos van a faltar palabras para describir «la destruída tierra arrasada por parte del socialismo».

Empresas enlatadoras de sardinas, astilleros, frigoríficos, zonas industriales, la ensambladora de vehículos TOYOTA; flotas pesqueras y atuneras que emigraron al océano Pacifico, -y como si todo esto fuera poco- también destruyeron las instalaciones físicas y quemaron las bibliotecas de la primera casa de estudios superiores del oriente venezolano: LA UNIVERSIDAD DE ORIENTE, (UDO).

Aspiramos, esperamos y tenemos confianza en «un cambio profundo para mejor» circunscrito a los lineamientos del Proyecto «Tierra de Gracia» propuesto por VENTE VENEZUELA.