Vídeos…Las claves del fallo de la Corte Suprema de EE. UU. contra el aborto

Compartir

Primera modificación: 25/06/2022 –

Manifestantes por el derecho al aborto protestan este viernes frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos mientras el alto tribunal anulaba la histórica decisión de ‘Roe vs. Wade’ en Washington, EE. UU., el 24 de junio de 2022.01:36
Manifestantes por el derecho al aborto protestan este viernes frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos mientras el alto tribunal anulaba la histórica decisión de ‘Roe vs. Wade’ en Washington, EE. UU., el 24 de junio de 2022. © Reuters – Jim Bourg

Texto por:
Rafael Pérez

Una sentencia histórica contra las mujeres estadounidenses y que aumenta la polarización en la nación norteamericana. La Corte Suprema de Justicia revocó este viernes, 24 de junio, una sentencia que data del año 1973 en la que se protegía el derecho federal a abortar. La polémica decisión da luz verde a cada estado de la unión para mantener o prohibir ese derecho. Estos son algunos de los interrogantes que se plantean tras lo esgrimido hoy por el Alto Tribunal.

El país se divide en dos, ya que los territorios gobernados por los republicanos es posible que se acojan al fallo de la Corte e ilegalicen esta práctica. Al menos 13 ya lo hicieron.

Según ‘Planned Parenthood’, que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva en el país norteamericano, así como el ‘Instituto Guttmacher’, especializado en la cuestión, al menos 26 estados donde gobiernan los republicanos se sumarán al fallo de la Corte.

Así las cosas, el fallo de la Corte Suprema genera también otros interrogantes:

¿En qué consistió el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos?

La mayoría conservadora del tribunal falló, por seis votos a tres, a favor de derogar el fallo conocido como ‘Roe vs. Wade’, que dictaminó que la Constitución del país protege la libertad de la mujer estadounidense embarazada para optar por el aborto sin restricciones gubernamentales, así como otra resolución conocida como ‘Planned Parenthood vs. Casey’, que reafirmaba lo anterior, pero permitió a los estados establecer regulaciones en el proceso.

¿Qué dice textualmente?

La decisión fue redactada por el magistrado conservador Samuel Alito. El documento es muy explícito:

“La constitución no confiere el derecho al aborto”, plantea.

“El aborto representa una cuestión moral profunda. La constitución no prohíbe a los ciudadanos de cada estado regular o prohibir el aborto. Roe y Casey se arrogaban esa autoridad. Ahora derogamos esas decisiones y devolvemos la autoridad a las personas y sus representantes electos”.

Para Alito, ‘Roe vs. Wade es “extremadamente equivocado y profundamente dañino”. El juez apunta directamente a la Carta Magna estadounidense al subrayar que el derecho a abortar no está incluido en la cláusula del Debido Proceso de la XIV Enmienda, que permite poner límites a la actividad legislativa cuando afecta a “la vida, la libertad o la propiedad”.

¿A quién afecta fundamentalmente este fallo?

Según ‘Planned Parenthod’, se verán afectadas al menos cerca de 36 millones de mujeres en edad reproductiva que pueden perder el derecho al aborto. Sobre todo, las personas más vulnerables de la sociedad como las comunidades latinas, afroamericanas, indígenas, personas con discapacidades, jóvenes inmigrantes, etcétera.

La alternativa para quienes deseen abortar sería el traslado a otros estados. Nueva York es, actualmente, uno de los que más mujeres reciben, entre 190.000 y 280.000 al año, según cálculos de legisladores estatales.


La práctica de este método ha venido en aumento en los últimos años. Tan sólo en el año 2020 se practicaron más de 930.000 interrupciones en todo el país, una cifra mucho mayor a la reportada en 2017, con más de 862 000.

¿Qué dicen los tres jueces que votaron en contra de la derogación del derecho al aborto?

La opinión de disenso vino de la mano de los tres magistrados que votaron en contra, los tres de tendencia más progresista.

“Respetar a la mujer como un ser autónomo y garantizar su igualdad total significa concederle sustancialmente la opción de elegir sobre las decisiones más personales y consecuencias de su vida”, argumentaron.

Los jueces lamentaron que “desde el mismo momento de la fecundación, una mujer no tiene derecho a hablar. Un estado puede forzarla a continuar con su embarazo, incluso a los costos personales y familiares más elevados”.

Los tres togados advirtieron que de los estados que vetarán el aborto no solo “se detendrán ahí”. Resaltaron que “A lo mejor, a la luz de la decisión de hoy, la ley de un estado criminalizará la conducta de las mujeres, las encarcelará o multará por atreverse a buscar o tener un aborto”.

¿Qué es la “opinión coincidente” de uno de los jueces conservadores?

Uno de los seis magistrados en favor de la derogación del caso ‘Roe vs. Wade’ presentó lo que se conoce como “opinión coincidente”.

La misma consiste en un criterio que está de acuerdo con el de la mayoría, pero que está en desacuerdo con el razonamiento base de la sentencia.

El juez Clarence Thomas señaló que el Tribunal “debería reconsiderar todos los precedentes de debido proceso reseñables de esta Corte”, lo que incluye los fallos que garantizan la protección al matrimonio homosexual y el acceso a los anticonceptivos.

Según Thomas, “después de revocar estas decisiones probadamente erróneas, quedaría por resolver la cuestión de si hay otras provisiones constitucionales que protejan la enorme cantidad de derechos que nuestros casos de debido proceso fundamental han generado”.

Restricción, persecución y criminalización

El pasado mes de septiembre el estado de Texas prohibió el aborto desde el momento en el que se detectara actividad cardiaca en el feto, lo que puede ocurrir en unas seis semanas, antes incluso, y en muchas ocasiones, de que las mujeres sepan que están embarazadas.

Esta era una de las leyes más restrictivas del país, a la que activistas temen que otros territorios tomen como ejemplo. El hecho de que fiscales exijan información a las clínicas para hacer cumplir las nuevas disposiciones, como ocurría ya en Texas, es una preocupación para las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres.

Allí, también se criminaliza a todo aquel que participe en el proceso de aborto, incluso el taxista que lleve a la paciente a la clínica a realizarse el proceso, además de alentar la delación.

Sin embargo, las clínicas no son el método más común para abortar en Estados Unidos. En un 54% de las interrupciones, es utilizada la píldora abortiva.

Este mayo, el estado de Oklahoma también lideró la que hasta ahora era la posición antiabortista en todo el territorio, de modo que quedaba prohibido cualquier aborto, excepto cuando la vida de la gestante se encuentre en peligro, o cuando el embarazo es provocado por una violación o incesto.

Con EFE y medios internacionales