La comunicación es el caballo de troya para manipular la verdad

Compartir

Por: Luis Carvajal
Desde tiempos inmemoriales la comunicación se ha convertido en el caballo de troya de la manipulación de la verdad. Recordemos que las ocho grandes cruzadas de mayor impacto en la humanidad, fueron ejecutadas en nombre de una deidad espiritual, presuntamente asertiva, cuya orientación condujo durante casi dos siglos para conquistar los territorios y sus miembros en nombre de un Dios, proclamado por un único pensamiento, que a la postre resultó una adecuación civilizatoria de contenido mesiánico de un imperio militar y económico sobre otro.

La sociedades han asistido a un continuo engaño, idéntica a la escenificación de los católicos del imperio Romano con su religiosidad ferviente, movidos por su fe, la pasión imprimida por los caballeros europeos que pretendían recuperar para la cristiandad; los lugares en los que vivió Jesús.
Esa verdad, tal como dijo Ortega y Gasset, es misma a la que renunciamos hoy, “que no sabemos lo que nos pasa: eso es lo que nos pasa”. “Ciencia es todo aquellos sobre lo cual siempre cabe discussion”. “Los hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él”. “La vida humana eterna sería insoportable”.

La vision antropológicamente de la intelectualidad que movió a nuestro ser, está intimamente vinculada a los movimientos de renovación cultural; y pretendió romper con las formas del pasados; relacionado al perspectivismo. Nos dijo que no hay una verdad única, sino que cada quien tienen su propia aprensión de la vida, es decir, que nos conduce el raciovitalismo a la época situada entre los momentos anteriores al establecimiento por la implantación de cualquier orden dictatorial.


El Señor nos dejó a través de su palabra, el Evangelio una razón de ser: “El que anda en integridad y hace Justicia, y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino”. Salmo 15:2-3. Ese mensaje que promote santidad, paz, mansedumbre no es el que hoy se utiliza en las redes sociales y demas medios de comunicaciones. Hoy se blafema; y el gobierno es auspiciador de mentiras para empoderar una verdad, tal como dice la (2 Juan 7), Por que muchos engañadores han salido al mundo, quienes no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Este es el engañador y el anticristo.

Recientemente un informe de “transparencia Venezuela, organización que desde algún tiempo viene trabajado por crear un espíritu de prisnitidad al interior de la cosa pública en el país; la misma ha logrado permear algunos datos de un informe que el pretorio de Maduro y su séquito han solicitado a la empresa Movistar, en un espionaje directo de las comunicaciones privadas a millones de venezolanos, con tal de conocer informaciones de sectores con posiciones disidentes. Una vez más de manera flagrante se viola el derecho fundamental de la privacidad humana; y se establece los niveles de mentiras y medias verdades del regimen “Chavista”; y sus aliados.


Ese mensaje que promote santidad, paz, mansedumbre no es el que hoy se utiliza en las redes sociales y demás medios de comunicaciones. Hoy se blafema; se motan ollas, té siembran; auspician la mentira para empoderar una verdad a la usanza de los nazis, como cuando tomaron el poder en 1933 y Hitler estableció un Ministerio del Reich para Ilustración Pública y Propaganda, a cargo de Joseph Goebbels; quienes en nombre de Dios y con la anuencia de la Iglesia Apstólica, sepultaron a más de 40 millones de seres humanos debajo de los pies de alemania, en nombre del mismo Evangelio, que fue utilizado para masacrar a hombres y mujeres convertids en Mártires en el medioevo, tal como lo describe la historia teológica.


Por ello, es menester referir la 2 Juan: 7, “Por que muchos engañadores han salido al mundo, quienes no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Este es el engañador y el anticristo”.
Recientemente un informe de “transparencia Venezuela, organización que desde algún tiempo viene trabajado por crear un espíritu de prisnitidad al interior de la cosa pública en el país; la misma ha logrado permear algunos datos de un informe que el pretorio de Maduro y su séquito han solicitado a la empresa Movistar, en un espionaje directo de las comunicaciones privadas a millones de venezolanos, con tal de conocer informaciones de sectores con posiciones disidentes. Una vez más de manera flagrante se viola el derecho fundamental de la privacidad humana; y se establece los niveles de mentiras y medias verdades del regimen “Chavista”; y sus aliados.