Leopoldo López le debe la vida a Raúl Gorrín, dijo el ex-congresista norteamericano David Rivera

Compartir

El ex congresista estadounidense David Rivera dijo el martes que el líder opositor Leopoldo López “le debe la vida” al controversial empresario venezolano Raúl Gorrín, y que ambos sostenían una estrecha comunicación cuando éste se encontraba encarcelado en Caracas, a través de la esposa del dirigente político, Lilian Tintori.

Rompiendo el martes por primera vez su silencio sobre el escándalo en torno al millonario contrato de cabildeo que obtuvo de una filial estadounidense de PDVSA, Rivera dijo en una entrevista de radio que López logró conseguir su libertad gracias a los buenos oficios de Gorrín ante el régimen de Nicolás Maduro y acusó al dirigente venezolano de ser un descarado por amenazar de que lo va a demandar por decir públicamente de que había una relación entre los dos venezolanos.

López “le debe la vida a Raúl Gorrín; Le debe el hecho de que salió de la prisión”, dijo Rivera en una entrevista con Radio Mambí. “Leopoldo López es un mal agradecido, un descarado, y un sinvergüenza al venir a decir, oye, le voy a poner una demanda a David Rivera por decir que yo tenía lazos con Raúl Gorrín. Eso es un chiste”.

Rivera, quien recientemente anunció que regresará a la política estadounidense, señaló que precisamente él conoció a Tintori en la casa de Raúl Gorrín, y que era el polémico empresario venezolano el que pagaba las cuentas de hotel y los viajes de la esposa de López.

Señaló que Gorrín mantenía una fluida relación con varios integrantes del exilio venezolano. “Yo conozco a muchos de la oposición a través de Raúl Gorrín”, dijo. Rivera dijo que él participó directamente en los esfuerzos del 2017 para liberar a Lopez bajo pedidos de dirigentes de la oposición venezolana en Washington, y dijo que accedió con mucho gusto, pasando a contactar a Gorrín para iniciar los trámites con el régimen.

Agregó que su gestión fue agradecida en una ocasión por Tintori, “quien me miró a los ojos y me dijo ‘gracias por todo lo que estás haciendo por la liberación de Venezuela’”.

Gorrín también fue contactado para ayudar al líder opositor Juan Guaidó a regresar a Venezuela después de emprender una gira internacional a inicios del 2020, dijo Rivera. “Al que llaman para asegurar la vida de Juan Guaidó en el regreso de Venezuela es Raúl Gorrín”, agregó.

Señaló que él tiene los intercambios de texto entre Gorrín, líderes de la oposición y dirigentes estadounidenses sobre estas conversaciones El ex diputado cubanoamericano es demandado por supuestamente incumplir con un contrato de cabildeo de $50 millones que firmó con PDV USA, filial estadounidense de la venezolana PDVSA que a su vez controla las operaciones de la empresa de refinación Citgo.

Rivera, quien nunca se registró como agente extranjero para representar los intereses de otro país en Estados Unidos, también se encuentra bajo investigación criminal por parte de la fiscalía federal de Miami, según varias fuentes familiarizadas con la investigación. Pero nadie, incluyendo a Rivera, ha sido acusado en relación al millonario contrato con PDV USA.

Rivera recibió pagos iniciales que ascendieron a $20 millones, pero los demandantes alegan que en realidad hizo muy poco por mejorar la imagen de la petrolera en Estados Unidos.

Gorrín, por su parte, enfrenta una acusación federal en Estados Unidos por supuestamente ser parte de un mega esquema de corrupción que le habría costado al menos $1,000 millones de las arcas del estado venezolano. El empresario venezolano vivió por un tiempo en Miami antes de caer en el radar de las autoridades y hoy es considerado como un prófugo de la justicia.

Gorrín, un cercano colaborador del difunto presidente Hugo Chávez y del actual gobernante Nicolás Maduro, enfrenta cargos de que participó en un esquema de lavado de dinero que involucró varios miles de millones de dólares obtenidos a través de la corrupción.

Durante la entrevista, Rivera confirmó que efectivamente Gorrín era un socio en la operación de cabildeo y que la decisión de realizar el misterioso pago de $3.75 millones a una empresa de mantenimiento de yates del Sur de la Florida se trataba de un desembolso dirigido al venezolano.

El congresista dijo que Gorrín le había pedido que depositara el dinero allí, y que él no tenía por qué cuestionarle la decisión. Gorrín era abogado mío, era parte de este proyecto con Citgo, si él me dice manda parte de mi dinero a esta cuenta, que es una cuenta de una compañía de yates, no sé qué, yo no le voy a cuestionar y preguntarle por qué, dijo Rivera.

Acusando al diario Miami Herald de emprender una agría campaña mediática en su contra a través de la cobertura del diario sobre el escándalo, Rivera admitió que había también hecho un pago relacionado con el contrato al ex narcotraficante convicto Hugo Perera, pero dijo que esto había sido reportado fuera de contexto.

Rivera señaló que los crímenes cometidos por Perera, integrante del Cartel de Cali, fueron cometidos hace décadas. “Qué se yo de qué tenía drogas. Yo tengo clientes en República Dominicana, en Haití, en México, en Costa Rica, en Colombia (y) yo nunca les pregunto a mis clientes, ‘¿Oye, cuáles han sido tus antecedentes penales en tu vida? ¿Tú has tenido algún problema en los pasados 40 años con la ley? ¿Quién hace esas preguntas?”, dijo.

La periodista del Miami Herald Bianca Padro colaboró con la elaboración de este artículo

Galardonado periodista con más de 30 años de experiencia, especializado en la cobertura de temas sobre Venezuela.

El Nuevo Herald