Dice Luis Carvajal: “María Corina Machado es la única excepción de extorsión política de la oposición venezolana”

Compartir


“Frente Amplio” o el G4 de Sucre representan el fracaso y la creciente orfandad de liderazgo para el cambio que exige más del 80% de los venezolanos

El Líder de Vente Venezuela en el Estado Sucre, Luis Carvajal, dice que recientemente leyó una nota, casi crónica, donde el “investigador social” y periodista Jesús Seguías, donde el dueño Datincorp, establece algunas consideraciones en relación a la crítica de su supuesta parcialidad, “cargada de sospecha” que se le hacen a su trabajo de campo, sobre tendencias de opinión; donde el propio fablistán argumenta, que todo es un despropósito para atenuar y descalificar a su empresa y su entidad profesional, la cual – cree él- está plantada por sembradores de moral y ética periodísticas en la escuela de comunicación social de la UCV, donde, – afirma- se cosechó una semilla, cuyo germen no le permitirá asumir ningún dinero en el mundo que pueda alterar su conducta ética.

Sobre este particular – increpó Carvajal- podemos acercarnos a la hermeneutica que interpreta, por ejemplo al Salmo 34:15 “Los ojos de Dios están sobre los justos; y atentos sus oídos al clamor de ellos”, para explicar y discurrir, con temor a equivcarnos, que el apetito de campéon de encuestologos de estos tiempos de Feke New, como el Seguías, les puede también llevar a soslayar visuales concluyente: una voz a grito, que canta el hecho cierto y communicational, que diced: “María Corina Machado es la única excepción de extorsión política de la oposición venezolana”.
Apunta Carvajal que esa libre expresión no encuentra eco en el ámbito de Datincorp porque sencillamente no está en su portafolio, ni en su virtual billetera de Bitcoin, más sin embargo, si en la “Petro y Lula”, mismas que viajan con la plataforma de la “espada de Bolívar que gira por América Latina”; que desde el 1999, amasó en el “Foro de Sau Paulo” más de mil millones de dólares con satélites incluídos para hemogenizar la opinión; matrizar un único discurso, el de la opresión, que por acción u omission muchos tirios y troyanos, arfiles y teresías se hacen de vista gorda, cómplices, y a pesar de saberlo, no se inmutan, ni se ruborizan. Son tan caras de tablas que hasta postean sus rostros, tal como acabmos de ver en las redes sociales de Sucre, a los tartufos de siempre de un “Frente Amplio” o el G4, quienes representan el fracaso y la creciente orfandad de liderazgo para el cambio que exige más del 80% de los venezolanos.

Concluyó el liberal, “Es por ello que el plagio, simboliza la infamia. Entonces es necesario asumir el compromiso creciente que inspira la refundación de un país, que como bien los describe nuestro fiel amigo Javier García desde Carúpano, que “desde tiempos antiguos, cada civilización fue llevada a una transformación, a la erradicación de doctrinas de pensamiento, a la implementación de nuevas formas de gobierno, en muchos casos para vencer la opresión, y en otros como en su mayoria, para ejercer el dominio sobre pueblos, naciones; una práctica que hoy en día es recurrente, en una guerra subliminal, silenciosa pero muy agresiva, que no solo se ve en las batallas cuerpo a cuerpo sino a través de todos los medios posibles y de alcance”.