A los indígenas de la Sierra Maigualida en el estado Bolívar no hay como llevarles las medicinas

Compartir

Aunque el Instituto de Salud Pública del estado Bolívar, a través de la Coordinación de Salud Indígena, ofreció medicinas e insumos, estos no han podido llevarse hasta la comunidad porque no cuentan con recursos para cubrir el flete aéreo. Por vía terrestre y caminerías la ruta se hace en 7 u 8 días.

En los últimos días, las comunidades indígena de San José de Kayamá y Sierra Maigualida, en el estado Bolívar, vienen padeciendo por el brote de enfermedades que afectan en poco tiempo las vías respiratorias, informó la asociación civil Kapé Kapé.

No se especificó si los síntomas se relacionan con la COVID-19. Sin embargo, Alirio Juae Molo, indígena jodï y líder de la comunidad de San José de Kayamá, quien es agente de salud en su comunidad, señaló que los síntomas que presentan los pacientes son similares a la neumonía.

Asimismo manifestó a la ONG que ya hubo dos personas que fallecieron por afecciones respiratorias, y en el lugar no cuentan con medicinas para atender a los pacientes.

Agregó que el Instituto de Salud Pública del estado Bolívar, a través de la Coordinación de Salud Indígena, ofreció medicinas e insumos que no han podido llevar a la comunidad por no contar con recursos para cubrir el flete aéreo, ya que por vía terrestre y caminerías la ruta se hace en 7 u 8 días.

Kapé Kapé explicó que la comunidad de San José de Kayamá es asiento de familias jodï y eñapa, la cual tiene una población de aproximadamente 1.400 habitantes, y es una de las más remotas de la entidad

Tampoco han recibido apoyo aéreo por parte de instituciones que hacen presencia en la zona y que poseen aeronaves. Entre ellas la Gobernación y los componentes militares.

Juae alertó que la demora en el traslado de las medicinas puede agravar la situación de la comunidad.

“No hay apoyo de ninguna institución para poder trasladar medicinas a nuestra comunidad. Nuestros hermanos están muriéndose, no hay compasión de nadie”, escribió Alirio Juae, a través de las redes sociales, al tiempo que solicitó la mayor difusión de esta situación.

Kapé Kapé explicó que la comunidad de San José de Kayamá es asiento de familias jodï y eñapa, la cual tiene una población de aproximadamente 1.400 habitantes, y es una de las más remotas de la entidad.

Asimismo, la organización destaca que “los jodï y eñepa de la zona de Kayamá son de los pocos indígenas que conservan su modo de vida, costumbres propias e identidad. Sin embargo, en los últimos años han sido víctimas de epidemias y enfermedades de las que antes no padecían”.

Jhoalys Siverio – Con información de Prensa Kapé Kapé