En Venezuela hay más de 200 presos políticos, dijo Andrés Velásquez

Compartir

El dirigente nacional de La Causa R, Andrés Velásquez, afirmó este miércoles 15 de junio que en Venezuela «no hay justicia» y pidió la libertad de los presos políticos del país.

Por medio de su cuenta en Twitter, Velásquez aseguró que los detenidos por razones políticas se encuentran «incomunicados» y «sin derecho a la defensa».

En este sentido, indicó que esta situación se presenta porque en el país «no existen garantías constitucionales» ni «separación de poderes».

Es importante recordar que el pasado mes de mayo, la ONG Foro Penal denunció que en Venezuela hay al menos 240 presos políticos, detallando en su reporte que entre los detenidos se encuentran 226 hombres y 14 mujeres, de los cuales 110 son civiles y 130 militares.

Sobre este tema, se han pronunciado diversos sectores de la sociedad civil, así como quienes han estado detenidos por motivos políticos. Tal es el caso del político y militar, Eduardo Figueroa, quien se identificó como excompañero de cárcel de Leopoldo López, y que enfrentó a principios del mes de junio al dirigente político durante una actividad en la Universidad de Oviedo en España, exigiéndole «ayuda real» para los detenidos por razones políticas en Venezuela.

Al iniciar su planteamiento, Figueroa saludó a López, le recordó que estuvieron cuatro años detenidos en Ramo Verde y le manifestó que en su intervención olvidó mencionar la situación que viven los presos políticos en el país.

«Hay cosas que no se hablaron, los presos políticos están olvidados Leopoldo (…) tú estás hablando de la libertad y democracia en Latinoamérica, pero es que para hablar de esto hay que hablar del cáncer que esta carcomiendo a la sociedad que es el populismo», dijo.

Por su parte, López le respondió: «Hoy hablé con tres familias de presos políticos, la semana pasada mi esposa y yo estuvimos reunidos con varios de los familiares de los presos políticos en Venezuela, pero también estamos montando una alianza con los presos políticos de Nicaragua, de Cuba y de Bolivia».

«Estamos buscando trabajar para que el problema de los presos políticos esté en la primera plana», concluyó López, al pedirle una «actitud constructiva» a Figueroa.

El Impulso