La expresidenta de Bolivia, Jeanine Añez fue sentenciada a 10 años de cárcel

Compartir

La exmandataria es acusada por delitos de “resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes e incumplimiento de deberes”, según fallo del Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción de La Paz. > El abogado Eusebio Vera sostiene que el caso Golpe II ha sido preparado, manipulado y no responde a una investigación seria, idónea ni profesional.

La expresidenta, Jeanine Añez Chávez, fue sentenciada anoche a 10 años de prisión por el caso Golpe II, acusada por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes. Entretanto, el abogado penalista advierte vicios de nulidad desde que la Fiscalía “desdobló” el caso.

Por ese mismo proceso, el excomandante en Jefe de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) Williams Kaliman fue sentenciado a 10 años, el excomandante general de la Policía Vladimir Calderón a 10 años, el excomandante de las Fuerzas Armadas Jorge Elmer Fernández Toranzo a cuatro años, el excomandante de las FF.AA. Sergio Orellana Centellas a cuatro años, todos ellos declarados rebeldes. El excomandante del Ejército Pastor Mendieta a tres años y el exjefe del Estado Mayor Flavio Gustavo Arce a dos años, ambos guardan detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz.

El juicio comenzó a principios de abril de 2022, después de haberse postergado dos veces debido a las crisis de salud que presentó Añez y recursos que plantearon los abogados que patrocinan a los acusados, respecto a plazos en los procedimientos.

El Ministerio Público basó su acusación en que Añez asumió “ilegalmente” la Presidencia en 2019 al vulnerar el reglamento del Senado. Aseguran que después de la renuncia de Evo Morales, Álvaro García, y las cabezas de la Cámara de Senadores y la de Diputados, se debería convocar a una sesión para elegir nuevas directivas.

En sus alegatos presentados ayer, Añez dijo: “Yo quisiera que mis acusadores me demuestren en qué parte del reglamento de debates de la Cámara hay un procedimiento que indique que cuando un miembro de la directiva renuncia a su cargo se debe volver a elegir. Ese procedimiento no existe. Cuando se conforma la directiva ya no hay colores políticos”.

La exmandataria continúa con detención preventiva, desde que fue aprehendida en su natal Trinidad la madrugada del 13 de marzo de 2021, tras un operativo de cientos de funcionarios policiales encabezado por el Comandante General de la Policía y el ministro de Gobierno.

Añez fue aprehendida por una denuncia de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty por un presunto golpe de Estado, aunque el principal denunciado es Luis Fernando Camacho que hasta hoy no fue citado ni a declarar.

El día 14 de marzo, Añez junto a dos de sus exministros, fue imputada por los presuntos delitos de sedición, terrorismo y conspiración. En audiencia de medidas cautelares, la jueza Regina Santa Cruz ordenó la detención preventiva de las tres exautoridades, por cuatro meses. La Fiscalía amplió el tiempo de detención en varias oportunidades.

En julio de 2021, el fiscal Omar Mejillones informó que el caso “golpe de Estado” se “desdobló” en golpe I y golpe II.

A la fecha, la expresidenta enfrenta dos procesos penales, el caso Golpe I, cuyo avance en la investigación se desconoce. El Golpe II que ya cuenta con sentencia. Espera la respuesta de la Asamblea Legislativa por cuatro requerimientos acusatorios en su contra para un juicio de responsabilidades.

Por otro lado, el abogado Eusebio Vera manifestó que el caso Golpe II “ha sido preparado, manipulado y no responde a una investigación seria, idónea ni profesional”, y que el juicio ha tenido varias “ilegalidades e irregularidades”.

Precisó que no pueden existir dos o más investigaciones por un mismo hecho, “eso es totalmente ilegal”, y está previsto en el artículo 4 del Código de Procedimiento Penal y el artículo 117 de la Constitución.

El Diario de Bolivia