El ministro de Seguridad de Argentina confirmó que inmovilizaron un avión del gobierno de Nicolás Maduro vinculado con Irán

Compartir

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de Argentina, confirmó este sábado que decidieron inmovilizar un avión de carga del régimen de Nicolás Maduro que llegó a Buenos Aires con al menos cinco tripulantes iraníes.

“El Gobierno inmovilizó en Ezeiza un avión venezolano sancionado por Estados Unidos y le retuvo el pasaporte a cinco tripulantes iraníes”, publicó el alto funcionario argentino, citando una reseña del portal Infobae.

El avión llegó el lunes 6 de junio a Argentina, y cuando intentó regresar a Caracas el 8 de junio no pudo concretar su vuelo porque Uruguay rechazó la autorización para acceder a su espacio aéreo, y tuvo que retornar a Buenos Aires.

Anibal-Fernandez
Anibal-Fernandez

Aunque tiene bandera venezolana, el avión anteriormente pertenecía a la controvertida aerolínea iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos y varios países europeos por presuntamente transportar armas de forma irregular y a personas vinculadas a organizaciones terroristas.

Se trata del Boeing 747-300, matrícula YV3531, que fue transferido a comienzos de este año a la empresa estatal venezolana Conviasa, en su versión “cargo”, Emtrasur, luego de pertenecer a la aerolínea iraní.

Según pudo saber Infobae de fuentes oficiales, a bordo viajaban una docena de venezolanos y al menos cinco iraníes a quienes “se les retuvo el pasaporte, solo pueden salir del país en un vuelo de línea”, dijo una fuente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Algunos de los tripulantes tendrían supuestos vínculos con las Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar, que ha sido designada por Estados Unidos como una organización terrorista.

Además de las sospechas por los tripulantes iraníes y sus vínculos, a las autoridades argentinas también les sorprendió la cantidad de personas, más del doble de lo necesario.

En el operativo contra el avión intervinieron la PSA, la Aduana, Migraciones y la Policía Federal Argentina.

Monitoreamos