Fue un error incluir a Piedad Córdoba en el Pacto Histórico, dijo Gustavo Petro

Compartir

Según el candidato presidencial, tomó esa decisión porque quería reivindicarla luego de que Córdoba fuera destituida por el entonces procurador Alejandro Ordóñez de su curul como congresista en 2010

En una entrevista con la emisora Blu Radio, el candidato presidencial Gustavo Petro dijo sentirse arrepentido de haber incluido a la senadora electa Piedad Córdoba en su coalición política, el Pacto Histórico.

“Eso puede ser un error mío, y tengo que responsabilizarme, porque existe lo que se llama la responsabilidad política. Yo vi a una mujer que había sido golpeada por Ordóñez. La sacaron de su cargo de elección popular, tan arbitrariamente como a mí, porque un procurador no puede hacer eso (…) Ella estaba muy de bajo perfil, muy aislada, desde hace muchos años y dije: ¿por qué no reivindicarla? Entonces, yo fui el que tomó la decisión de invitarla a la composición de esa lista como mujer afro, golpeada y excluida políticamente”, declaró el candidato en Blu Radio.

Además, dijo que tomó la decisión de separar a la senadora de su campaña debido a los hechos acontecidos en las últimas semanas y en tanto no resuelva su situación jurídica.

Cabe recordar que Córdoba fue detenida de manera provisional por 48 horas por las autoridades de migración hondureñas en el aeropuerto de Palmerola, en Comayagua, por llevar 68.000 dólares en un maletín sin haberlos declarado, hecho por el cual la senadora podría enfrentar un proceso por lavado de activos.

En su momento, Córdoba entregó tres declaraciones a los agentes de la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (Fescco), que según el diario El Heraldo, fueron contradictorias y confusas.

“En su primer versión, ella dijo que el dinero era de un empresario colombiano residente en Tegucigalpa, la segunda versión fue que no sabía que llevaba el dinero y la tercera es que los recursos forman parte del pago de una consultoría”

Sobre su última versión, Córdoba aseguró que se había tratado de una consultoría realizada al empresario colombiano Mauricio Sánchez, que actualmente vive en Tegucigalpa, capital hondureña. Esta versión llamó especialmente la atención de las autoridades de dicho país debido a que su gobierno había anunciado en un comunicado que la política estaría de visita para “participar en actividades de varias organizaciones de mujeres y derechos humanos”, más no en actividades laborales.

Asimismo, en el acta del caso se informa que la congresista tenía conocimiento de que no podía sacar más de 10.000 dólares del país centroamericano al menos que declarara una suma mayor, algo que omitió.

En su momento, Piedad Córdoba se defendió a través de su cuenta de Twitter asegurando que todo fue un “malentendido”. “Gracias Colombia y a nuestra América por tanta solidaridad. La persecución no cesa pero la verdad prevalece. Superado el malentendido en Honduras”, dijo en su red social.

También agradeció a la cancillería colombiana en otro tuit: “Agradezco especialmente a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y al cónsul Michel Carrillo por su apoyo y atención en este impasse (…) A las autoridades del hermano pueblo hondureño agradezco el debido proceso para que se dieran los procedimientos legales del caso y su oportuna resolución”.

Además, la congresista es acusada por su exasesor político Andrés Velázquez de hacer dinero con la entrega de secuestrados a tal punto de retrasar la entrega de Íngrid Betancourt y tres congresistas estadounidenses, y de su supuesto vínculo con el supuesto testaferro del gobierno de Nicolás Maduro, Alex Saab.

El candidato Gustavo Petro aseguró que, “hay una comisión de ética del Pacto Histórico que está estudiando los temas y que debe, ojalá en el corto plazo, tomar una decisión desde el punto de vista ético”.

La senadora hizo oficial la adhesión de su partido, Poder Ciudadano, al Pacto Histórico en septiembre de 2021 y fue electa en las elecciones legislativas en una lista cerrada.

Infobae