Turimiquire.net se une al duelo que embarga a la Flia de la Profesora Rosa Elena Cardona, “Mafalda”

Compartir

“Muerte” es uno de esos términos que, en un contexto religioso, resulta ambiguo.
Hay un referente empírico y un significado más profundo que requieren especial discernimiento. La muerte hace referencia a la terminación de la vida física, o cese del funcionamiento del organismo físico, también se refiere a la terminación total de la existencia de toda la entidad.

El asunto aquí es si existe la posibilidad, que una parte de la persona pueda sobrevivir a la muerte
física, y si hay otro tipo de muerte además de la muerte física. La respuesta es no si asumimos que la existencia humana es equivalente a la existencia del cuerpo.
La Biblia utiliza la palabra muerte con diferentes sentidos; reconoce mas de un tipo de muerte. Jesús dijo: “No temáis a los que matan el cuerpo pero el alma no pueden matar; temed mas bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” ( Mt. 10:28).

Y en Apocalipsis 20:6 Juan habla de una “segunda muerte,” aparentemente distinguiéndola de la primera muerte (lo que normalmente entendemos por muerte).

Toda esta introducción sobre el tema, es a propósito de la muerte de Rosa Elena, Mafalda, quien en vida fue una persona con quien alguna vez tocamos el tópico, dentro la conciencia humana. Pero debemos concluir de esto necesariamente que no hay posibilidad alguna de que haya un aspecto inmaterial separable en la naturaleza humana? Cualquiera que haya llevado un remolque sabe que su presencia afecta a la conducción de muchas maneras, pero una vez que quitamos el remolque, el coche vuelve a funcionar
normalmente otra vez. Además, el hecho de que las habilidades mentales se hereden físicamente nos habla de su medio de transmisión, no de su naturaleza. Para mi ella seguirá en su pensamiento