Vídeo.. Crisis salarial… Trabajadores de hidrocaribe de Cumaná no aguanta mas sueldos de hambre

Compartir

Trabajadores de la Hidrológica del Caribe (HidroCaribe) en el estado Sucre, se concentraron durante la mañana de este jueves en la ciudad de Cumaná, para respaldar la protesta nacional convocada por las diferentes asociaciones sindicales que hacen vida dentro de esta empresa.

Nancy Flores, secretaria general del Sindicato de HidroCaribe denunció que son más de 600 trabajadores desplegados entre los municipios Sucre, Bolívar, Montes y Cruz Salmerón Acosta que exigen el cumplimiento de al menos 15 cláusulas del contrato colectivo.

La secretaria general del Sindicato de esta empresa del Estado señaló que durante el año 2021 la Hidrológica del Caribe percibió un ingreso de 15 millones de dólares por facturación de servicio y sin embargo, denunciaron que no se destinó ni el 1 % para el pago de nómina.

Entre las solicitudes que realiza esta masa trabajadora se encuentra el ajuste del salario, destacando que la mayoría de los empleados percibe en promedio de 5 a 7 dólares mensuales. Asimismo exigen la reactivación de los beneficios como el servicio HCM, seguros funerarios, atención médica, odontológica, bono de transporte, entre otros.

Por su parte, Ana Patricia Figueroa, trabajadora del área administrativa de la empresa destacó que desde el pasado mes de septiembre, los empleados de esta institución se encuentran laborando en condiciones deplorables luego de haber pérdido su sede y activos en la ciudad de Cumaná.

“Nosotros como trabajadores vemos con preocupación que día a día se nos hace más díficil estar en la operatividad de nuestras labores. También nos preguntamos por qué si somos un sector que producimos ingresos de recaudación diaria, tenemos que recibir las migajas, y la inconsideración de las reivindicaciones salariales”, agregó Figueroa.

Por último, los manifestantes indicaron que mantendrán acciones de protesta pacífica para lograr un acuerdo que beneficie a los trabajadores por igual, pero que a su vez, sirva para levantar la voz por una instutición que en la actualidad no tiene cómo darle respuesta a las comunidades con las competencias que esta tiene.