No renuncio porque tengo una responsabilidad y no me podía quedar callado, dijo Julio Borges

Compartir

El opositor Julio Borges le respondió este martes al  exembajador colombiano Francisco Santos, quien le señaló de querer «tumbar a Guaidó» y le solicitó su renuncia como canciller del interinato. Según el dirigente, no dimite porque tiene una «responsabilidad» y no se puede «quedar callado».

«No he renunciado porque tengo una responsabilidad y soy diputado de la Asamblea Nacional. No me puedo quedar callado, pero sí creo que las cosas se pueden hacer bien. Quedarse callado le hace daño a la Unidad. Además, todos los días me reúno con Juan Guaidó», contestó, durante el foro “¿Cómo salvar los activos en el exterior?”.

“El gobierno interino es un medio para lograr el cambio. Hay que ver cómo reconstruir el foco para el cambio político de Venezuela. Esta discusión de empresas no es el foco, el foco es la salida de Maduro del poder. Mi función es producto de una coalición política y tenemos una responsabilidad. No podemos quedarnos callados y tenemos que contribuir en el cambio político de Venezuela. No podemos perder el foco, repito”, recalcó.

Asimismo, el líder de PJ insistió que no tiene interés en los activos fuera de Venezuela: «No hemos puesto a ningún miembro de Primero Justicia en cargos gerenciales».

Y apuntó que «se han gastado decenas de millones de dólares, 70-80 millones de dólares, y de esos millones nunca se rindió cuentas como nosotros pedimos», remató en el foro.

Reestructurar Monómeros no es suficiente

Por otra parte, Borges criticó la propuesta de Juan Guaidó para reestructurar Monómeros ya que, aunque la considera importante, la ve insuficiente porque «no resuelve» el problema de fondo.

«La propuesta de restructuración es importante pero no suficiente porque no resuelve el problema de fondo. El tema de fondo es sacar a los partidos del manejo de esos activos. ¿De qué sirve restructurar si tendremos los mismos problemas en pocos meses?», zanjó Borges.

El expresidente de la AN cuestionó lo siguiente: «¿Quiénes se benefician de una quiebra de Monómeros? ¿Por qué se concentró esa cantidad de poder en un proveedor de deudas? Más allá de Monómeros, el mismo caso de Citgo, ¿por qué si tenemos la protección del Tesoro se ha gastado tanto en juicios?».

Ante esta situación, Borges pidió que se nombre un grupo de trabajo para investigar lo que pasa con Monómeros, otros activos y quién se beneficia «de la quiebra de Monómeros, qué intereses políticos y económicos hay detrás».

Noticiero Digital