Media Carora sin agua y preparan protestas

Compartir

La falta de un transformador de 1.500 kilovatios que active un tercer motor en la represa de Atarigua ha mantenido hasta ahora en estado agónico por falta de agua a la red alta de Carora que constituye más de la mitad de la población en la capital del municipio Torres, estado Lara.

Si bien son dos motores que se mantienen encendidos, uno de estos trabaja a medias imposibilitando suficiente caudal en la tubería matriz y por consiguiente alta presión hacia las casas.

En esta oportunidad llevan más de quince días sin recibir el preciado líquido todas las familias de estas comunidades que conforman dicha red que se surten de la referida represa, debido a que de los dos motores que tiene instalados uno presenta una nueva avería, de las tantas que le ocurren durante el año.

Las personas más afectadas con el problema son quienes viven en las urbanizaciones Calicanto, Altos del Brasil, Altos de Lara, El Roble, Don Pío Alvarado, Domingo Perera Riera y La Guzmana, y los sectores Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Roble Viejo, Santo Domingo y Ezequiel Zamora entre otros.

Estás comunidades se reunieron en Calicanto a propósito de esta crítica situación y acordaron protestar este martes 26 de abril en la Plaza Lara, frente a la alcaldía de Torres, en la avenida Francisca de Miranda, para exhortar al alcalde Edgar Carrasco a que de una vez por todas proceda a la instalación del referido transformador.

Félix Nieves, expresó que en el encuentro vecinal para planificar la manifestación de calle hubo coincidencia en que las familias no pueden seguir pagando mil litros de agua a ocho dólares porque con lo poco que ganan no les alcanza el presupuesto, considerando la venta de agua como un descomunal comercio.

Recordó que Edgar Carrasco viene pregonando desde el 2020 que va a instalar el transformador en Atarigua, siempre que cuente con el apoyo económico y logístico de la Gobernación, el cual no logró tener durante el mandato de Carmen Meléndez.

En este sentido, las comunidades que sufren los tormentos de la sed en la parte alta de Carora esperan que Adolfo Pereira escuche su llamado y les lleve el transformador que resolverá la escasez de agua.

El Impulso