Monseñor Mario Moronta exigió vacunación masiva ya

Compartir

El prelado ha instado a la ciudadanía a usar las redes sociales para exigir su derecho fundamental a la salud mientras que Nicolás Maduro, diputados de la cuestionada Asamblea Nacional y altos funcionarios chavistas fueron vacunados, el proceso de inmunización masiva se encuentra estancado en Venezuela. Una situación que llevó a Mario Moronta, obispo de San Cristóbal y segundo vicepresidente del Episcopado, a clamar por la vacunación masiva.

“Me parece que es injusto e inmoral”, ha dicho el prelado en referencia a esta situación que tiene al país al borde del colapso sanitario por el atraso de la inmunización, habida cuenta del desacuerdo entre las autoridades sanitarias, por ello les exige soluciones concertadas.

Protesta en redes sociales

El obispo ha invitado a la ciudadanía a usar las redes sociales para expresar su descontento ante la desidia, porque hay una obligación moral de garantizar la salud de quienes tienen la responsabilidad en el poder.

“Vamos a hacerlo sentir en nuestras listas de difusión, para eso son las redes sociales, no para decir chismes o hacer calumnias, sino también para exigir nuestros derechos y proclamar la palabra de Dios”, ha expresado.

Recordó las palabras del papa Francisco en su último mensaje sobre la necesidad de liberar las vacunas en los países más pobres, porque “nosotros estamos en ese rango que las autoridades sanitarias políticas y militares entes públicos se pongan de acuerdo”, exigió.

Hora de la unidad

Moronta ha hecho un llamado a la unidad nacional: “Es hora que demostremos que somos capaces de estar unidos, no en luchas tontas e ideológicas, sino al servicio del pueblo venezolano”.

“Mi llamado es que busquemos los caminos para que en Venezuela se encuentre la posibilidad de la vacuna para todos nosotros y no ser conejillos de indias en traer biológicos de prueba”, esto en referencia a las vacunas rusas adquiridas.

Por ello ha instado a las autoridades a hacer el esfuerzo de traer las mejores vacunas, puesto que así “como hay dinero para comprar armas, que haya dinero en beneficio de la salud del pueblo”, concluyó.

Vida Nueva