Preparan en Cartagena de Indias una reunión de la oposición venezolana

Compartir

Un amigo que llegó del frío.

Noruega es uno de los cinco países nórdicos. En común detentan cultura, educación de calidad, economía superlativa, factor social impecable, pragmatismo político y felicidad. Sus gobiernos son socialistas sin mínima parentela con el “socialismo” criollo. Hay frío, pero candente espiritualidad 365 días al año. El noruego nunca improvisa en la satisfacción de sus pueblos. Todo está plasmado en modelos de vida inobjetables. Matemáticos. Por ello, los cinco países nórdicos aparecen en el top de todas las evaluaciones referidas al factor humano, empresarial, educativo, de gobierno, felicidad y otros. Por estas fechas una mínima delegación noruega visita Caracas bajo total discreción para evaluar fríamente in situ la realidad política como paso previo a una propuesta salomónica que destrabe nudos gordianos. La circunspección nórdica exulta perspectivas. Tal vez por ello Maduro enmudece la materia electoral. Se le plantea un CNE menos genuflexo; Gente decente, pues, no expectante a señales de dogout; Y habilitación del cacicazgo opositor. El Grupo de Oslo pesa mucho en Borrell. Borrell en la UE. Y la UE en el mundo civilizado que nos mira atónito. Y paralelamente en Cartagena de Indias se prepara una “Asamblea Internacional de la Oposición” con todos los partidos opositores (sin alacranes) para unificar criterios. El país avanza en lo político pero lo productivo se petrificó por orfandad de liderazgo; no por las sanciones.

José Angel Borrego