Responsabilizan a Erika Farías de fomentar la invasión de la Mansión Forever

Compartir

Vecinos de la Alta Florida, acompañados por el Frente en Defensa del Norte de Caracas, realizaron este viernes una protesta creativa frente a la Mansión Forever, la cual fue invadida hace 15 días en una acción conjunta de colectivos armados y la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Los líderes vecinales expresaron su rechazo a esta acción criminal que según ellos, cuenta con el aval de la Alcaldía Libertador, siendo ya 29 intentos de invasiones a edificaciones sólo durante la cuarentena.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, relató como en el caso de la Mansión Forever un grupo de comuneros bajo la complicidad de la alcaldesa Erika Farías, tomaron el amueble con la excusa de que colocarían un centro de atención para pacientes de Covid-19. “Fue grotesco ver a funcionarios de la PNB entrar junto a los colectivos e invadir esta histórica vivienda, considerada por la comunidad patrimonio arquitectónico de la ciudad, y para colmo 15 días después de la acción no hay ningún contagiado de la pandemia y lo único que vemos es un toldo rojo en la entrada y sujetos armados en el interior”, afirmó.

Rojas declaró que este caso ocurrido en la Alta Florida, parroquia El Recreo, no es un hecho aislado. En el municipio Libertador, han intentado invadir 29 inmuebles durante la cuarentena. “Colectivos armados han aprovechado para tomar por la fuerza no solo apartamentos o viviendas vacías sino también han centrado su atención en comercios e industrias las cuales tienen sus puertas cerradas a causa de la pandemia, lo más grave es que los invasores dicen contar con el apoyo del Gobierno de facto de Nicolás Maduro y la propia Farías”.

El también integrante del Movimiento Caracas León señaló que la denuncia y protesta oportuna son las únicas armas del vecino para defender su propiedad, sirviendo de mecanismos de presión a los cuerpos policiales y así estos ejecuten el desalojo de los invasores. “Recordemos que la propiedad privada es un derecho humano, y cuando se instala una invasión en tu comunidad esta se convierte en foco de violencia e inseguridad, esto sin contar el control político donde es el malandro con camisa del PSUV quien hostiga al vecino cuando protesta o tiene el control en el reparto del gas o el famoso Clap”, indicó.

Concluyó calificando que las invasiones son una política del estado por parte de la dictadura de Maduro, donde además de dar poder a colectivos para que tomen por la fuerza las viviendas también hay un interés oculto de los llamando enchufados de cazar en río revuelto apoderándose de estos inmuebles a precios de gallina flaca. “En las próximas semanas tenemos pensado ir con un grupo de víctimas al Programa de Naciones Unidas (PNUD) a denunciar internacionalmente como el Gobierno de facto viola descaradamente el derecho humano a la propiedad privada”.

Por su parte, Consuelo López,  vicepresidente de la asociación de vecinos de la Alta Florida y vocera del Consejo Comunal Florida Norte, comentó: “estamos alarmados por la inseguridad que nos trae una invasión dentro de nuestra comunidad, la excusa era que iban a atender a enfermos del Covid y no han traído a un solo enfermo, lo que hay es un toldo rojo ocupados de las elecciones y dos personas ahí que ni mantenimiento a la casa que es una casa icónica de la zona por su arquitectura de hace 60 años;  esto no es otra cosa una apropiación indebida”.

Explicó que la urbanización tiene zonificación R3, exclusivamente residencial y que desde hace 70 años no ha cambiado. “De esa quinta sacaron a unos indigentes para que ahora se metan unos delincuentes, eso no tiene sentido”, contó la Sra. López, agregando que están en contacto con los abogados de los propietarios quienes están al tanto de la situación y que todos esperan que se resuelva prontamente, de lo contrario, los vecinos tomarán acciones para resolver la situación. “No podemos permitir este tipo de atropellos”, sentenció.

Compartir