Ángel Cacique: El mecanismo cubano ha funcionado de manera dramática en las comunidades

Compartir

El  dirigente comunitario de Catia, Ángel Cacique, considera que la abstención no brinda alternativas de participación a los sectores populares.

El dirigente comunitario de Catia, Ángel Cacique, considera que el gobierno de Maduro ha tomado ventaja de la crisis humanitaria que vive el país para incrementar la persecución política en los sectores populares, sobre todo contra quienes se atrevan a reclamar o disentir del chavismo. “El mecanismo cubano ha funcionado de manera dramática en las comunidades”, afirma.

A pesar de esto, Cacique decidió inscribirse como candidato para las próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y ocupa el puesto número 9 de la lista nacional del partido Unión Progreso. El activista opina que la abstención solo contribuirá a que el Gobierno avance en el control social que tiene del país. “Nos mete en un camino sin salida. ¿Les dejamos toda Venezuela, toda la Asamblea Nacional a ellos? En Caracas no hay un concejal, todos son del oficialismo. ¿Qué alternativa brindamos o construimos? No hay escenarios para ejercer la contraloría o la acción social”, argumenta.

Cacique, quien tiene más de 40 años de activismo político en Catia, califica de “impresentables” las condiciones del 6-D, pero sostiene que las experiencias pasadas de abstención, como la del 2005, han terminado perjudicando a la oposición. “Tienes que tener presencia en la calle e instancias donde hacer reclamos. Hay que decirle a la gente que hay opción. Es cierto que la gente está molesta, pero hay que ofrecer una alternativa para que exprese su rechazo”.

Campaña complicada

El candidato admite que nota desgano en su comunidad con el tema de los comicios y que la escasez de gasolina y el brote del COVID-19 harán muy cuesta arriba la campaña en contra de los aspirantes del chavismo, que cuentan con los recursos públicos a su disposición. “No hay capacidad operativa de moverse. Es difícil, llegas y te encuentras una situación muy complicada. Llega una cantidad de gente y no tengo forma de ayudarlos. El nivel de carencia es muy grande, el chavismo es inclemente, malo, y si eres de oposición te perjudica”.

Añade que desde el inicio de la cuarentena se ha intensificado la presencia de funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), que impiden cualquier tipo de actividad política contraria al chavismo. “Por la letalidad de esta policía es complicado. Se han intentado algunas reuniones y te llegan las FAES y te mandan a disolverlas por el riesgo de contagio. Aquí los que más se han contagiado son los chavistas, porque a ellos sí les permiten hacer esas reuniones. Tenemos que reinventarnos, porque no tenemos la misma capacidad de movilización que teníamos antes”.

Indicó que los líderes opositores deben hacer mayores esfuerzos por apoyar a las comunidades en sus protestas y exigencias. “Debemos acompañar a la gente con sus problemas y, al mismo tiempo, acompañarlos desde el punto de vista político. No puede ser solo el mensaje político o el económico. Si reparto sopa, la gente no resuelve el problema de fondo, es importante, pero debo buscar que se convierta también en alguien proactivo, que ejerza su derecho y su opinión. Nos toca jugar en los dos escenarios.

Crónica Uno

Compartir