Racionamiento de gasolina en Anzoátegui y Sucre

Compartir

En el oriente venezolano, el expendio de combustible está condicionado por la cantidad de gandolas que llega a las ciudades orientales y su despacho es decidido por los gobernadores y la Zodi en los estados oficialistas y por los organismos protectores en aquellos de oposición

Monagas

Este 9 de septiembre la venta de combustible fue suspendida en los estados Anzoátegui y una parte de Sucre por funcionarios que responden al gobierno de Nicolás Maduro, sin ofrecer ninguna explicación a los conductores que tienen días durmiendo en una cola para surtir de gasolina sus vehículos. Se trata de una denuncia hecha por usuarios al equipo de El Pitazo en ambos estados.

Tanto al norte como al sur de Anzoátegui los conductores particulares y del sector priorizado denunciaron que no hubo despacho en las 16 estaciones de gasolina habilitadas de forma interdiaria por órdenes del Órgano de Dirección de Defensa Integral (Oddi), que actúa por encima del gobernador Antonio Barreto Sira, quien denunció este miércoles, 9 de septiembre, que la gasolina escasea cada día más en este estado.

Barreto Sira aseguró que “mafias del gobierno” tienen el control de las estaciones de servicio en Anzoátegui para tener la prioridad e incluso recargar de forma completa sus vehículos, ofreciendo solo 20 litros a los sectores priorizados como el de la salud, que se ha quejado de esta irregularidad. En la zona norte de Anzoátegui, los usuarios denunciaron que muchos de esos allegados al gobierno no pagan el combustible que le venden al pueblo.

Sucre

En Cumaná, capital del estado Sucre, la venta de combustible fue suspendida por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en 12 bombas. La estatal petrolera echó para atrás una orden del gobernador Edwin Rojas, quien esta semana declaró que las 6 gasolineras de la ciudad tendrían hidrocarburo para atender tanto a los priorizados como al resto de la población.

Esto causó malestar entre los que estaban en cola, porque lo único que les explicaron es que por órdenes de Pdvsa no entrarían gandolas a la ciudad esta semana. Sin embargo, un funcionario militar corrió el rumor de que una carga llegaría este jueves, 10 de septiembre, a una estación de servicio y los usuarios decidieron aparecer temprano para vigilar el despacho. “Si esto es así y no nos venden, vamos a protestar”, advirtió un conductor que pidió omitir su identidad por seguridad.

En Maturín, Monagas, sí hubo protesta por falta de gasolina. Un grupo de conductores trancó la avenida Juncal con Orinoco y tomó la bomba del sector para exigir atención al grupo de efectivos de la Guardia Nacional que la vigila. La denuncia que formularon refiere que a las 7:00 am los guardias les informaron que el combustible se agotó porque atendieron con ayudas al gobierno regional, que es el que sortea con un día de antelación qué bomba funcionará.

Las personas tenían 2 días durmiendo en la fila; en la capital de Monagas, desde hace mes y medio solo se vende gasolina durante los días de la flexibilización de la cuarentena y el pasado 3 de septiembre, la gobernadora Yelitze Santaella advirtió que no había carburante para atender a los

25.000 automóviles que circulan en el estado.

El Pitazo

  
Compartir