Memorias de Cumanà…. Kolita Sifón el refresco de la Primogénita

Compartir

 

Una de las empresas más conocidas en Cumaná es ¨Mercantil Julio Madriz C.A¨, la cual se encuentra en una esquina diagonal a la Plaza Miranda. Fue fundada en el año 1924 por el Sr. Julio Madriz Sucre quien nació en Cumaná el 18 Agosto de 1897 y fue su dueño y Gerente. Llegó a ser una de las firmas más acreditadas y de prestigio de esta ciudad.
En esta empresa se distribuía gran cantidad de equipos, maquinarias y accesorios para la industria agrícola; para la de enlatados, y para toda clase de actividades. Donde se requería una máquina, esta casa buscaba la manera de proveerla. Siempre tenía en existencia materiales de construcción, lubricantes de toda clase para maquinarías; ferretería en general, toda clase de bombas, motores de diferentes marcas y aplicaciones, molinos :de viento, trapiches último modelo, etc.
Tenía un personal capacitado y de larga experiencia para atender las diversas actividades de la Casa. Esta empresa era la representante de: Aermotor Co: American Chain & Cable Co., Champion Machinery; Engelberg Huller Co. Fisk Tire Export; Garland Company; Leffel & Co.; New York Lubricating Oil Co.; Pittsbugh Piate Glasss; Squier M. F. G. Company; ente otras.
Cuando se inició, sólo existían en la región trapiches de fuerza animal y otros equipos rudimentarios. Era prematuro, según el criterio de la gente más conspicua, imponer los métodos modernos de fuerza mecánica. Pues bien, este hombre de empresa, este ciudadano de clara inteligencia, transformó en pocos años las haciendas, haciendo que adoptaran motores de gasolina, diesel, hidráulicos, etc., los que eran vendidos por la firma de que era propietario. Tal iniciativa propulsó el engrandecimiento de la región, renovó los métodos de transformación, coadyuvó a engrandecer la agricultura y la industria. Otro tanto puede decirse de los sistemas para beneficiar el café los que hizo modernizar notoriamente apartando de la rutina a los cosecheros del mismo.
El Sr. Madriz, su fundador, fue uno de esos espíritus inquietos, dinámicos, emprendedores, entusiasta, de gran visión en los negocios, que no solamente encauzó estos por derroteros modernos, sino que captaba el momento en que vivía, y se adaptaba a la realidad del momento lo cual a veces es base de éxito.
El Sr. Julio Madriz, fue un buen ciudadano quien siempre contribuía a toda iniciativa en pro de la colectividad. En este aspecto, fue uno de los hombres más consecuentes, más decididos y más entusiasta en Cumaná. A él se debe la construcción del Estadio de Cumaná, que después pasó a manos del Gobierno, y otras muchas obras que dan testimonio de su civismo.
Fue un hombre generoso, mundano, de grata conversación, versado en literatura, y de espíritu sano.
Es uno de los ciudadanos que honran a Cumaná ciudad en donde falleció.
Este escrito se basó en el artículo ¨Sociedad Anónima Mercantil Julio Madriz¨
  

Compartir