Han muerto más de 180 trabajadores de las empresas básicas por falta de HCM

Compartir

Según el dirigente sindical de las empresas básicas de Guayana, Noel Álvarez, se ha estado violando constantemente el estado de derecho en perjuicio de los trabajadores.

El Coordinador General Adjunto de la Intersectorial de los Trabajadores de Guayana conversó con Radio Fe y Alegría Noticias en la mañana de este lunes 31 de agosto.

Refirió que desde el 2018 el actual gobierno “ha acabado con las conquistas laborales logradas a través de varios años de lucha”. Por eso no vaciló en afirmar que “este es un gobierno anti obrero”.

Además de alertar que actualmente no cuentan con el seguro de HCM, denunció que en lo que va de pandemia han muerto más de 180 trabajadores de las empresas básicas.

Según Hernández, cerca del 70 por ciento de estos decesos “ha sido de trabajadores que han muerto producto de patologías con síntomas parecidas a las de la COVID”.

En este aspecto señaló que a muchos de esos trabajadores se les aplicó la prueba PCR “pero sus resultados nunca llegan para confirmar el diagnóstico “.

En el caso particular de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) reveló que contabilizan 33 trabajadores fallecidos con patología similar al Coronavirus.

Empresas inoperativas

En relación a la operatividad de las empresas básicas, el sindicalista aclaró que “antes de la pandemia ya el 90 por ciento de los trabajadores estaba en su casa”.

Debido a esta especie de “recesión laboral” el funcionamiento de las industrias ha venido en picada desde hace 8 meses, aproximadamente. Y en ese sentido, según Hernández, el parque industrial de Guayana “está destruido en un 95 por ciento”.

Para ilustrar esta realidad relató que SIDOR tiene dos años “que no produce una gota de acero”.

Con respecto a otra importante empresa del complejo, Venalum, reseñó que con 905 celdas que se tenía operativas “hoy solo producen 33 celdas nada más”.

Similar situación registra la empresa Alcasa. De 340 celdas activas anteriormente en la actualidad solo se encuentran funcionando 4 celdas.

Por otro lado, denunció que lo poco que se está produciendo “lo están vendiendo sin ningún control de la Contraloría General de la República”.

Además de alertar que los directivos de las empresas básicas estarían contratando a personas vinculadas al ámbito político del oficialismo, llamó la atención sobre que “el 10 por ciento de los trabajadores que está asistiendo no cuenta con los equipos de bioseguridad para evitar los contagios de COVID-19”.

A esto agregó el reclamo sindical que hacen en torno “al abandono de todo el sistema de la seguridad social de los trabajadores”.

El sindicalista explicó que en el caso de los trabajadores jubilados de Guayana “se están muriendo de mengua porque lo que reciben de pago no les alcanza ni para comprar una medicina”.

Lo que proponen desde la intersectorial

Noel Hernández aseguró no quedarse en la crítica ni en la queja. Por eso compartió lo que ellos llaman un conjunto de propuestas para recuperar a las empresas básicas de Guayana.

En primer lugar anunció que “los trabajadores se sacrificarán para poner operativas de nuevo todas estas empresas trabajando el doble de tiempo”.

Para alcanzar estos objetivos y lograr una alta motivación a conseguirlos, sugirió colocar un pago base de 300 dólares, como salario mínimo, y ajustar de acuerdo a las escalas de cada convención colectiva de cada empresa.

Hernández anunció que desde este lunes 31 de agosto van a desarrollar jornadas de protestas en la calle elevando sus exigencias a los directivos de las empresas básicas y a las autoridades nacionales.

Aseguró que estas actividades serán concertadas con todos los factores sindicales de la región “para continuar en la lucha permanente en defensa de los derechos de todos los trabajadores”.

  

Compartir