Profesora Mayrobel Betancourth “En Venezuela enfermería volvió a renacer”

Compartir

“Hay que  hacer valer nuestros conocimientos científicos a través de la teoría y práctica, y así, aportar un grano de arena a esta desagradable situación, que aún, no sabemos cuándo podremos volver a vivir, sin limitaciones, porque a enfermería, no les va el   famoso hactá: #QuedateEnCasa”.

Presidenta del Colegio de Enfermera de Cumaná, Lcda. Luisa Velasquez (+) y colegas miembros del Gremio

 

(Cumaná/ 12/05/2020)  “Hoy levanto mi voz para homenajear   a la profesión que me formó como mujer, madre, esposa y profesional de enfermería: esa que nos enseñó, no solo a inyectar, sino, que nos prepara constante y sistemáticamente, para garantizar la estabilidad al paciente, a la familia y la sociedad”, así se expresó la Licenciada y profesora en enfermería, Mayrobel Betancourht, a propósito de conmemorarse este martes 12 de mayo un día más de esta importante carrera.

Lcda. Judith Subero Ex. Pta del Col de Enfermera de Cumaná en protesta por reividicaciones del Sector Salud, frente al Hospital

  Dijo la profesora que en momentos, es menester recordar a quienes al igual que Florencia Naiten, pionera  de la enfermería moderna en el mundo, en nuestro estado sucre hubo y hay profesionales, han emancipado con dignidad, ética y decoro la profesión: “me refiero a la Licenciada Luisa Velásquez, valiente y  luchadora mujer, quien falleció siendo la Presidenta del Colegio,  y quien no solo llevó con orgullo el Don de  la enfermera, sino, que este,  fue su estandarte, que lo defendió en la calle, para buscar una mejor calidad y reivindicación  para el oficio, que asumió hasta sus últimos días. “Allí se le fue la vida”, argumento la profesional  de enfermería Mayrobel Betancouth.

Lcda. Milagros Coronado, Representante del Colegio de Enfermera de Cumaná

  Afirmó la licenciada Betancourht,  que la patética situación de salud que se atraviesa la sociedad Venezolana, ha desbordado los dones y talentos; “y a pesar de  ello, no hemos escatimado mandos, esfuerzos para promocionarla, atendiendo a quien sea y aliviar sus males. He palpado en las tertulias  de las guardias con sus compañeras de trabajo en el IPASME de Cumaná, especialmente con la Licenciada  Milagros Coronado, quien es en la actualidad la abandera del gremio: “ya no nos importa el secado del pelo, porque nos tocó usar gorro, no nos importó hacernos las uñas, porque nos tocó usar guantes, y  no nos coloreamos los labios, porque nos tocó usar tapabocas, cosas que nos complace, porque lo que siempre estará de moda es nuestra formación y las medidas de bioseguridad”.

 Argumento Betancourht: “Siempre recuerdo el mensaje de una excelente profesional y colega, como lo es la Licenciada Judith Subero, quien fuera nuestra digna representante del Colegio de enfermería; quien ha hecho de nuestra profesión una religión; un templo; y ha reivindicado al jubilado de enfermería, cuando dice, que hay que  hacer valer nuestros conocimientos científicos a través de la teoría y práctica, y así, aportar un grano de arena a esta desagradable situación, que aún, no sabemos cuándo podremos volver a vivir, sin limitaciones, porque a enfermería, no les va el   famoso hactá: #QuedateEnCasa”. “Hemos demostrado día tras día,  que estamos hechos con cordura lo que nos dejó cada profesor en la escuela de la antigua escuela de enfermería. Los regaños de la señora Delia, las líderes en los servicio del famoso “Antonio patricio de Alcalá”, sin olvidar la praxis deontológica: y la humanidad, que llevamos cada una de nosotras e incluso, proporcionar paz en medio de la tormenta, y es aquí, donde debemos dar gracias a DIOS, por toda la incertidumbre que estamos padeciendo; (digo incertidumbre por las dudas evidentes;) y sé que el SEÑOR, tiene un propósito con todo esto, el cuál es, no lo sé, pero de lo que si estoy segura, es que en Venezuela enfermería volvió a renacer”, sentenció la Licenciada Mayrobel Betancourth

Enfermeras protestando frente al Hospital de cumaná por mejoras sociales y salariales

Indicó también la Licenciada Betancourth, que cuando todo este medioevo  pase, nos encontraremos, quizás  con otro personal con más capacidad técnica, emocional, espiritual, humana y  gremialista, que desde ya se les escucha la voz de luchar por sus mejoras. “Particularmente  he visto en estos días borrascosos, amables , decididas colegas, disfrutando de sus diurnas  y nocturnas  guardias, leyendo para optimizar sus conocimiento, preguntando para saber más y haciendo magias para mantenerse agraciadas, en fin, cada una por su lado haciendo valer su vocación, apoyando al familiar, ayudando al paciente y orientando.

 Agregó: “He  observado a un gremio fuerte ,unido con ganas de salir adelante, a pesar de las condiciones, un gremio que hace más y habla menos, con una Fe inquebrantable, y con esa capacidad de compartir su desayuno con la compañera, ponerse en los zapatos de sus pacientes, de ayudar a los familiares, para  que todo se vean mejor; y sin saber cómo regresar a casa, ni que comerán: esa es la enfermera, por eso  me llevo  la confirmación, que JESUCRISTO también era  enfermero porque, ese amor al prójimo, solo da a quien tiene a DIOS  en su corazón y El en su ministerio terrenal nos indicó “amar a Dios por sobre todas las cosas y  al prójimo como a ti mismo” ( mateo 22:37-38)”

Hospital de Cuamaná

Dijo finalmente la profesional de enfermería, que Jesús siempre respeto la voluntad del médico por excelencia, amo a sus pacientes, dándole apoyo y calmó sus dolencia, limpio sus llagas y lo más importante, restaurar su salud para la salvación, sin rastros de egoísmo, Ni maldad  no teniendo tiempo para el, ni para su familia, porque al igual que enfermería lo más significativo, es satisfacer la necesidad del paciente ¿Qué otro mayor ejemplo queremos de enfermería?, que sigamos siendo esa enfermera y enfermero con el corazón de cristo, porque eso nos traerá bendiciones.  “Doy fe de eso como enfermera, he recibido muchas satisfacciones, así como duros golpes, pero como  creyente en un DIOS  de lo posible, he recibido las mejores; y en esas mejores, he saboreado la victoria; y en las malas solo confió que Señor y hará, lo que alguna noche me dijo con sus palabras la amiga, colega y profesora Judith Subero: “Somos  soldados con fe y esperanza, que tendremos otra Venezuela, donde nos valoren como profesionales ,   por ello en esta travesía no necesitamos que nos aplaudan, sino, que valoren nuestro esfuerzo”.

Profesionales de todos los sectores apoyan a las enfermeras por sus reivindicaciones

  
Compartir

Sobre el Autor

Luis Antonio Carvajal Chacón
Licenciado en Comunicación Social Universidad Cecilio Acosta del Zulia Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre CNP: 21.184