En Venezuela las papas fritas son las más caras de Suramérica

Compartir

Caracas, 29 de octubre de 2019. Las papas fritas, que en cualquier país es un alimento común y de costo accesible, en Venezuela son prácticamente un lujo.

Para comer papas fritas en Venezuela necesita disponer de
unos 4,5 dólares. Este precio supera ampliamente el que este alimento tiene en Brasil
(3,35 dólares), Argentina (3 dólares), Ecuador (2,10 dólares), Colombia (2
dólares), Chile (1,83 dólares), Perú (1,50 dólares) y Paraguay (1,55 dólares).

De acuerdo con una investigación realizada por la Voz de
América su costo también es más alto que en al menos otros 11 países del mundo,
como China, Australia o Estados Unidos.

Puede parecer algo trivial, pero el hecho de que muy pocos
en Venezuela puedan permitirse consumir papas fritas, es una evidencia más de la
crisis en todos los órdenes que ha provocado una catástrofe económica y
alimentaria en este país.

“Detalles como este revelan el impacto que ha tenido la
hiperinflación para la población venezolana, pues su devaluación pasó de 2.616%
en 2017 a 34.458% en 2018 y se ubica en 136.000 % en lo que va del 2019, según
recientes informes presentados por la Asamblea Nacional que lidera el
presidente encargado, Juan Guaidó”, dice un portal de noticias.

El impacto es mayor aún si se tiene en cuenta los valores de
los ingresos mínimos básicos mensuales en Venezuela, equivalentes a 150.000
bolívares soberanos (8 dólares), lo que convierte a las papas fritas un
completo lujo en vez de una solución rápida a la rutina diaria.

Una pregunta salta a la vista: ¿Cuántos días de trabajo
necesita un venezolano para poder comprar unas papas fritas?

La VOA realizó el ejercicio comparativo y descubrió que una
persona que gana el ingreso mínimo mensual en Venezuela, tarda poco más de 15
días en reunir el dinero suficiente para poder costear el emblemático producto
de McDonald’s.

En países como Perú solo se deben trabajar unas 4 horas para
poder pagar por unas papas que equivalen a 1,50 dólares, mientras que en otros
países como España un individuo necesitaría laborar poco más de 3 horas para
poder adquirirlas.

Mientras que en países como Panamá o Emiratos Árabes, una
persona con ingresos mínimos mensuales tardaría solo 50 minutos en reunir el
dinero para comprar dicho producto.

Con información de VOA
noticias

Lea también en Punto de Corte: (+Detalles) Régimen acelera la máquina que empuja el precio del dólar y la hiperinflación

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Punto de Corte

  
Compartir